Los 7 Contrastes del Color

Contraste Caliente - Frío
Los colores cálidos son aquellos producidos por las radiaciones luminosas de máximas longitudes de onda. Rojo, anaranjado y amarillo, según lo convencionalmente aceptado. Parece ser que estos matices producen excitabilidad, aunque se ignora aun la naturaleza de este fenómeno, y mediante que mecanismos influye sobre el sistema nervioso.
Los colores fríos, correspondientes a las longitudes de onda mínimas, azul, verde y violeta, no producirían tal irritabilidad, o por lo menos su actividad no seria tan acentuada.
Evidentemente en la atribución de temperatura al color influye el factor psicológico: los que se acercan al rojo (asociados al fuego, pasión, violencia) se sienten como calido, mientras los próximos al azul (agua, hielo, estatismo o serenidad) tienden a la frialdad.
Si se observa el circulo cromático, observamos que el amarillo es el color más claro y que el violeta es el color más oscuro; esto significa que existe entre estos dos colores contraste claro – oscuro en su más alto grado. En el lado derecho del eje amarillo – violeta se encuentras los colores rojo – anaranjado y a la izquierda los colores azul – verde: son los dos polos del contraste caliente – frío. El rojo – anaranjado (rojo de Saturno) es el color más caliente y el azul – verde (oxido de manganeso) es el color más frío. 
Los colores siguientes: amarillo, anaranjado amarillento, anaranjado, anaranjado rojizo, rojo y violeta rojizo son generalmente considerados como colores calientes, 


Mientras que el verde amarillento, el verde, el verde azulado, el azul, el violeta azulado y el violeta son considerados como colores fríos.


Podemos definir el carácter de los colores fríos y clientes en función de otros criterios:
Caliente – Frío
Sombreado – Soleado
Apaciguador – Excitante
Húmedo – Seco
Lejano – Próximo, etc.
Estas diferentes maneras de producir un efecto muestran innumerables posibilidades de expresión del contraste cálido – frío. Este permite efectos muy curiosos y crea una atmosfera de carácter musical, irreal.
En un paisaje los objetos situados en la lejanía parecen siempre más fríos a causas de las capas de aire que se intercalan. El contraste cliente – frío contiene así, elementos susceptibles de sugerir la lejanía y la proximidad. Es un importante medio para representar los efectos de perspectiva y de relieve.
Si se quiere alcanzar los dos extremos, lo cual equivale a la realizar el contraste caliente – frío más fuerte, será preciso realizar una gama que vaya del azul – verde  al rojo – anaranjado pasando por el azul, el azul – violeta, el violeta, el rojo – violeta y el rojo.


Read Users' Comments (1)comentarios

1 Response to "Los 7 Contrastes del Color"

Compartir

Compartir Giselle.Art en Facebook

Los 7 Contrastes del Color

| |

Contraste Caliente - Frío
Los colores cálidos son aquellos producidos por las radiaciones luminosas de máximas longitudes de onda. Rojo, anaranjado y amarillo, según lo convencionalmente aceptado. Parece ser que estos matices producen excitabilidad, aunque se ignora aun la naturaleza de este fenómeno, y mediante que mecanismos influye sobre el sistema nervioso.
Los colores fríos, correspondientes a las longitudes de onda mínimas, azul, verde y violeta, no producirían tal irritabilidad, o por lo menos su actividad no seria tan acentuada.
Evidentemente en la atribución de temperatura al color influye el factor psicológico: los que se acercan al rojo (asociados al fuego, pasión, violencia) se sienten como calido, mientras los próximos al azul (agua, hielo, estatismo o serenidad) tienden a la frialdad.
Si se observa el circulo cromático, observamos que el amarillo es el color más claro y que el violeta es el color más oscuro; esto significa que existe entre estos dos colores contraste claro – oscuro en su más alto grado. En el lado derecho del eje amarillo – violeta se encuentras los colores rojo – anaranjado y a la izquierda los colores azul – verde: son los dos polos del contraste caliente – frío. El rojo – anaranjado (rojo de Saturno) es el color más caliente y el azul – verde (oxido de manganeso) es el color más frío. 
Los colores siguientes: amarillo, anaranjado amarillento, anaranjado, anaranjado rojizo, rojo y violeta rojizo son generalmente considerados como colores calientes, 


Mientras que el verde amarillento, el verde, el verde azulado, el azul, el violeta azulado y el violeta son considerados como colores fríos.


Podemos definir el carácter de los colores fríos y clientes en función de otros criterios:
Caliente – Frío
Sombreado – Soleado
Apaciguador – Excitante
Húmedo – Seco
Lejano – Próximo, etc.
Estas diferentes maneras de producir un efecto muestran innumerables posibilidades de expresión del contraste cálido – frío. Este permite efectos muy curiosos y crea una atmosfera de carácter musical, irreal.
En un paisaje los objetos situados en la lejanía parecen siempre más fríos a causas de las capas de aire que se intercalan. El contraste cliente – frío contiene así, elementos susceptibles de sugerir la lejanía y la proximidad. Es un importante medio para representar los efectos de perspectiva y de relieve.
Si se quiere alcanzar los dos extremos, lo cual equivale a la realizar el contraste caliente – frío más fuerte, será preciso realizar una gama que vaya del azul – verde  al rojo – anaranjado pasando por el azul, el azul – violeta, el violeta, el rojo – violeta y el rojo.


1 comentarios:

mariela boncini dijo...

SIMPLEMENTE GENIAL, GRACIAS!

.